fbpx Saltar al contenido
Lo mejor para mi can

Cómo cortar las uñas de tu perro de forma segura

A la hora de realizar el aseo de nuestros peludos, no debemos dejar de lado la mantenimineto de sus uñas y te preguntarás ¿Cómo cortar las uñas de tu perro de forma segura?

Aunque es una de las partes más olvidadas, también es una de las partes más importantes, ya que si abandonamos sus cuidados estas crecerán, lo que producirá dolor y puede llevar a modificar la pisada del animal.

El corte de uñas puede ser una experiencia desagradable (incluso dolorosa si las dejamos crecer mucho) para nuestro amigo por lo que, cuanto antes empecemos a usar esta técnica, antes se acostumbrara.

Las peluquerías caninas realizan este corte a la perfección pero, si te animas a probarlo, verás que es realmente fácil.

También ayudarás a disminuir la ansiedad de tu perro ya que estará más relajado contigo que con una persona extraña.

Tipos de cortauñas para perros

Por lo general, existen dos tipos de cortauñas para perros: los manuales o la lima eléctrica.

Los cortadores de uñas manuales tienen una forma similar a los cortadores de uñas tipo alicate, con la excepción de que poseen un agujero en el centro de las dos partes, como si de una guillotina se tratase.

cortauñas perro tenazas

Este tipo tiene la ventaja de no realizar un ruido desagradable aunque el animal nota cierta presión en la uña.

Con las limas eléctricas siente la vibración del aparato, por lo que debemos acostumbrar a nuestro amigos a ella.

cortauñas perro eléctrico

Escogeremos el cortauñas que más nos convenga en función del tamaño del perro, y el tamaño y la dureza de la uña.

Si nunca has cortado las uñas a tu perro, sería conveniente llevarlo a un sitio especializado y estar presente cuando le realicen ese cuidado, así sabrás que tipo de material es el más indicado para él.

Acostumbrar a tu perro

Para acostumbrar a nuestro perro al corte de uñas, necesitaremos ser pacientes y constantes.

Aunque la adaptación de cada perro variará de uno a otro, este método durará mínimo una semana pero no te supondrá mucho tiempo.

El truco es dedicar todos los días 5 minutos de tu día, de manera que el perro se vaya adaptando poco a poco.

Para comenzar, necesitaremos adquirir un cortauñas adecuado para perros.

También necesitaremos la chuchería o premio favorito de nuestro peludo.

Busca un sitio apropiado donde el perro esté agusto, puede ser sobre tu regazo o donde él esté más seguro y relajado.

Trucos: puedes mantener entretenido a tu perro dándole algo que pueda lamer mientras le cortas la uñas.

Durante el resto del tiempo procura tocar (sin ser brusco) las patas del animal, de tal manera que se acostumbre al contacto.

Y, lo más importante, sé paciente y mantén siempre una actitud positiva que le de confianza.

cortar las uñas a mi perro

Secuencia de cómo cortar las uñas a mi perro

  • Día 1: deja que tu perro olfatee el cortauñas. Dale un premio y felicítalo.
  • Día 2: Toca ligeramente con el cortauñas en cada una de sus patas. Dale un premio y felicítalo.
  • Día 3: toca con el cortauñas cada una de sus patas y apretalo para que el cachorro oiga el sonido que produce, pero sin recortar un. Dale un premio y felicítalo.
  • Día 4: Vuelve a tocar con el cortauñas cada una de las patas del animal. Dale un premio y felicítale.
  • Día 5: Intenta recortar sólo la punta pequeña de una uña de la pata delantera. Recuerda recortar solo una, aunque tu perro parezca tranquilo. Felicítalo efusivamente y dale un premio !se lo merece!
  • Día 6: Intenta cortar sólo la punta de dos uñas. Repite la felicitación.
  • Día 7: continúa trabajando poco a paco, despacito pero con buena letra. Vete cortando las uñas que faltan pero sin forzar la situación. Puedes espaciar el corte en varios días si tu perro lo necesita. Sigue premiando y felicitando de manera efusiva a tu valiente amigo.

Cómo cortar las uñas a mi perro

Con nuestro perro preparado y el material necesario a nuestro alcance, ya estamos listos para realizar el tan ansiado corte de uñas. !Manos a la obra!

  1. Levantamos una de las patas delanteras de nuestro peludo, firme pero delicadamente. Elegimos la uña que vamos a recortar.
  2. Con el pulgar retiramos el pelo de la pata hacia atrás, de manera que despejemos toda la uña de manera que podamos ver el comienzo. El dedo índice lo colocaremos en la zona de la almohadilla. A la hora de agarrar, nuestra mano y la pata de nuestro amigo debe estar en la misma dirección.
  3. Localizamos la zona hasta donde vamos a cortar. Las uñas suelen salir casi rectas y luego se comienzan a torcer hacia el suelo. La parte recta posee en su interior una serie de vasos sanguíneos y tejidos que, cortados, pueden provocar un fuerte dolor y un prominente sangrado. Cortaremos la punta que se forma tras acabar la curvatura de la uña.
  4. Colocamos el cortauñas y lo apretamos con seguridad, de manera contundente. Si lo hacemos poco a poco, el animal sentirá una presión poco agradable que puede provocar que se ponga nervioso.
  5. Continuamos la el corte, parando cuando el animal comience a inquietarse. Le premiaremos y dejaremos que se relaje para poder continuar.
  6. Seguiremos recortardo las uñas de las patas traseras.

El ejercicio frecuente favorece el desgaste natural de la uña, por lo que en perros activos el corte de uña no será preciso realizarlo de manera frecuente. En caso de duda, mejor acuda a un veterinario o peluquero canino. Ellos pueden instruirte directamente.

«Hasta que uno no ha amado a un animal, una parte del alma sigue sin despertar«

Gnatole France

Y hasta aquí, el artículo «Cómo cortar las uñas a mi perro». Si considerás que me he dejado algo en el tintero o tienes cualquier duda, por favor, déjalo reflejado en los comentarios, ¡sería de gran ayuda!

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN
Acepto que mi información personal sea transferida a MailChimp ( more information )
¿Quieres convertirte en un experto sobre tu perro? ¿Quiéres información real sin pagar un solo euro? Pues suscríbete a nuestro boletín para estar al día.
Odiamos el spam. Tu dirección de correo electrónico no será vendida o compartida con nadie más.